¿Sabías que…?

El cabello es la zona más manejable del cuerpo ya que puedes cortarlo o dejarlo crecer, alizar el cabello rizado o rizar el cabello liso, teñirlo, realizar cualquier tipo de peinado según sea la ocasión. Lo único que importa es que sea un cabello sano.

Al igual que la piel, las manos y los pies, el cabello debe ser tratado adecuadamente, para esto necesitas conocer las características de cada tipo de cabello:

Cabello graso: En los cabellos con tendencia a la grasa, la causa está en la excesiva cantidad de la misma (grasa) que producen las glándulas sebáceas de la cabeza. Esta hiperfunción de las glándulas se debe a un problema hormonal. La grasa se asienta primero en la base del cabello y se reparte por la cabeza al peinarse. Las fibras capilares se pegan unas a otras y parecen cintas grasientas. Sin embargo, es importante que sepan que si esto, sucede a los cinco o seis días de haberse lavado la cabeza, es total y absolutamente normal.

Cabello seco: Generalmente se debe a una hipofunción de las glándulas sebáceas y suele ir acompañado de piel y cutis seco. Es posible también, que la sequedad del cabello se deba a un factor meramente mecánico, como lo es utilizar secador de aire caliente con excesiva frecuencia, o exposiciones muy prolongadas al sol, Importante: el cabello seco tiene una tendencia a abrirse en las puntas, porque la cantidad de grasa que llega hasta ellas es muy pequeña.

Cabello fino: Este tipo de cabello es hereditario, es un cabello muy delgado por lo tanto es delicado, carece de volumen, y puede ser seco o graso.

Sin importar el tipo de cabello que tenga cada persona, se pueden presentar algunos problemas tales como:

Caspa: A pesar de las muchas  investigaciones y estudios que se han hecho sobre ella, aún está sin aclarar el motivo que la produce. Posiblemente se deba a una renovación excesivamente rápida de las células del cuero cabelludo.

No es una afección contagiosa, ni grave pero en ocasiones es difícil de tratar.

Los síntomas de caspa pueden ser más intensos en situaciones de estrés y suele aparecer en las estaciones frías y secas. Estos son los signos que acompañan  esta afección:

  • Picor de cabeza
  • Escamas en el cabello, cejas, barba o bigote.
  • Cuero cabelludo escamoso

Puntas abiertas: Se debe a la edad del cabello, ya que las puntas son siempre “más viejas” que el resto del cabello. Además, son más castigadas por los lavados, cepillados, o el mismo rose de la ropa. Si el cabello esta reseco y áspero no tardara en abrirse, y una vez que esto ocurra puede romperse y tener un aspecto descuidado e irregular.

Caída del cabello: Cuando el cabello se cae lo primero que hay que hacer es buscar la causa, bien puede ser por caída de verdad ósea, es decir, que el cabello cumplió su ciclo de vida, o puede ser por herencia, estrés, mala alimentación, falta de nutriente o alteraciones hormonales.

Cabellos estropeados: Son aquellos cabellos ásperos y sin vida que han sido sometidos a decoloraciones, tintes, alaciados, o a la excesiva usa de secadora, tenazas y planchas.

Sea tu pelo de un tipo u otro, tanto el sol como el viento y la lluvia pueden influir sobre su estado.

Es importante ver las características del cabello y en qué condiciones se encuentra para saber el tratamiento capilar adecuado para lucir una cabellera saludable y con brillo

Consejos

  • Lava tu cabello con el shampoo adecuado a tu tipo de cabello.
  • La temperatura del agua debe ser templada para no dañar el cuero cabelludo. Por ningún motivo te laves con agua caliente, al final enjuaga con agua fría, le dará más brillo.
  • Aplica el shampoo en tus manos y disuélvelo en tus palmas , no lo aplique directamente de la botella en el cabello
  • Lava las puntas frotándolas y masajea el cuero cabelludo con las yemas delos dedos, NO con las uñas.
  • Enjuaga hasta que el agua salga limpia.
  • Seca con la toalla con presiones, NO lo talles.
  • Usa cepillo o peine de dientes abiertos y en buen estado, comienza a cepillar en puntas después medios y por ultimo de raíz a puntas. Evita cepillarlo cuando esta mojado ya que es más frágil y se puede romper.

Tratamiento anti caída

  • Lava tu cabello con shampoo neutro y deja secar.
  • Aplica una ampolleta anticaída únicamente en el cuero cabelludo de manera uniforme.
  • Peina como acostumbras

Este tipo de tratamiento te ayudará al contrarrestar la caída más no será la cura definitiva.

Si quieres aprender más a fondo el mundo de la belleza te invitamos a nuestro instituto.

Comentarios

comentario